Acéptate a ti mismo, no como te gustaría ser, sino como realmente eres.