¿Cómo será posible poner perdón allá donde el instinto reclama venganza?

¿Cómo será posible poner perdón allá donde el instinto reclama venganza? ¿Quién podrá poner suavidad allá donde el corazón exige violencia, y dulzura allá donde hay amargura? Será necesario invertir anteriormente las viejas leyes del corazón y realizar una revolución en los impulsos espontáneos del corazón. ¿Quién podrá organizar esta revolución? Sólo Jesucristo.

19 de febrero

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo