Dios es impalpable como una sombra y, al mismo tiempo, sólido como una roca

Dios es i