Dios se levanta, en medio del camino, como la única columna de seguridad

Cuando se ha tocado el fondo de la indigencia, y no resta ni un adarme de esperanza humana; cuando el hombre conoce y reconoce su desvalimiento, y no le queda asidero alguno donde agarrarse, porque todas las vigas de sustentamiento crujen y ceden, entonces, Dios se levanta, en medio del camino, como la única columna de seguridad.

15 de mayo

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga