El banquete más espléndido de su vida

Aquel muchacho lo tenía todo en su casa. Pero, soñando en aventuras, se fue a tierras lejanas, dejando clavado un puñal en el corazón de su padre. Se zambulló en el turbio esplendor del mundo hasta morder la fruta del hastío. Y cuando, doblegado por la nostalgia, regresó a su casa, su padre, además del abrazo y el perdón, le preparó el banquete más espléndido de su vida.


15 de diciembre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo
<