El que siempre se busca a sí mismo está destinado al vacío y a la esterilidad.