El resentimiento sólo destruye al resentido

El resentimiento sólo destruye al resentido. El perdón beneficia, sobre todo, al que perdona.