El verdadero diálogo


El verdadero diálogo desenlaza los nudos, disipa las suspicacias, abre las puertas, soluciona los conflictos, madura la persona; es vínculo de unidad, y alma y madre de la comunidad (y del matrimonio).

21 de setiembre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga