top of page

Es más agradable, y sobre todo más fácil, la dispersión que la concentración

Es más agradable, y sobre todo más fácil, la dispersión que la concentración; y he aquí al hombre en alas de la dispersión, eterno fugitivo de sí mismo, buscando cualquier refugio con tal de escaparse de su propio misterio y problema. Nuestra crisis moderna es la crisis de la evasión.

24 de agosto

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo

Ser feliz

Comments


bottom of page