Esperanza para los demás

Pueda yo, como Tú, despreocuparme de mí mismo para preocuparme de los demás; ser insensible para mí y sensible para los demás; sacrificarme a mí mismo, y ser al mismo tiempo aliento y esperanza para los demás.


27 de setiembre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga