Hay que liberarse de tanta apropiación