Inunda, Señor, el corazón de los padres de paciencia y comprensión

Que los hijos sean y se sientan amados y se alejen de ellos para siempre la ingratitud y el egoísmo. Inunda, Señor, el corazón de los padres de paciencia y comprensión, y de una generosidad sin límites.


28 de diciembre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo