La enfermedad típica de los solitarios es la ansiedad