La fe no es fundamentalmente una adhesión intelectual a verdades y doctrinas