La grandeza de María

La grandeza de María no está en imaginarse que ella nunca fue asaltada por la confusión. Está en que cuando no entiende algo, ella no reacciona angustiada, impaciente, irritada, ansiosa o asustada.

8 de mayo

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga