top of page

La tentación del hombre -hoy más que nunca- es la superficialidad

La tentación del hombre -hoy más que nunca- es la superficialidad, es decir, vivir en la periferia de sí mismo. En lugar de enfrentarse con su propio misterio, muchos prefieren cerrar los ojos, apretar el paso, escaparse de sí mismo y buscar refugio en las diversiones y distracciones.

23 de agosto

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page