Los enemigos están dentro.