¿Me comprenderé yo a mí mismo?

Me dices que a veces no me comprendes y que incluso alguna vez te parezco enigmático. ¿Qué será? Tú mismo me decías que muchas veces duermes bien y amaneces cansado. Otras veces duermes mal y despiertas alegre. No hay geometría en el ser humano, ni en su morfología ni en su psicología. La vida jamás y en ninguna de sus formas tiene líneas rectas. ¿Qué a veces te parezco extraño? ¿Me comprenderé yo a mí mismo? Soy yo mismo quien a veces me parezco extraño a mí mismo. ¡Qué espléndida definición del hombre la de Alexis Carrel, cuando dice: «El hombre, ese desconocido»!


4 de julio

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga