No descansaré hasta amontonar todas las tristezas del mundo

Voy a salir, respondió Jesús, en busca de los pájaros con alas heridas, y que la bandada los dejó atrás. No descansaré hasta amontonar todas las tristezas del mundo, como hojas secas, para enterrarlas en el fondo del ja