No hay lógica ni línea recta en el comportamiento humano

No hay lógica ni línea recta en el comportamiento humano. De pronto, en los días azules, su alma está nublada; y en los días nublados su alma está azul. De repente, cuando sus negocios van viento en popa, su ánimo está por los suelos; y cuando, a su derredor, todo es desastre y ruina, no se sabe qué ángel interior le da estímulo y aliento para seguir luchando.


13 de julio

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga