No se conoce felicidad mayor que hacer felices a los demás

He entregado a los pobres, dijo Jesús, la llave de la felicidad, vaciando mis manos llenas en sus manos vacías, porque no se conoce felicidad mayor que hacer felices a los demás.


25 de febrero

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga