Oración de la mañana



Buenos días, Padre querido.

Gracias por este nuevo día.

Estoy contento.

Te ofrezco mis pensamientos,

palabras y trabajos.

Haz, Señor, que yo este día,

sea bondadoso con todos,

obediente a mis padres,

que no haga nada que te ofenda

y que durante estas horas camine en tu Presencia.

Amén.


Conversando con Dios, 33.