top of page

Entradas Recientes

Ver todo

Ser feliz

Vivir

1 Comment


Mi Dios Amado, cuantas veces pasamos de lejos, no queremos mirar a esa persona que toca la puerta, porque está sucio o maloliente y le damos algo para salir del paso, pero no escuchamos con el corazón y quizás necesitaba una palabra de aliento, un gesto o simplemente una mirada de amor. Señor danos un corazón capaz de amar y escuchar con los ojos del alma a los más necesitados. Tú nos llamas y no te escuchamos. Cómo vamos a escuchar al hermano , si no somos capaces de escucharte a Ti?

Like
bottom of page