¿Qué hacer con ese bosque infinito de hojas muertas?

Las mil enfermedades, las mil y una incomprensiones, los conflictos íntimos, las depresiones y obsesiones, rencores y envidias, melancolías y tristezas, las limitaciones e impotencias, propias y ajenas, penas, clavos, suplicios… ¿Qué hacer con ese bosque infinito de hojas muertas?

6 de agosto

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga