Señor Jesús, tú viviste en una familia feliz

Señor Jesús, tú viviste en una familia feliz. Haz de esta casa una morada de tu presencia, un hogar cálido y dichoso. Venga la tranquilidad a todos sus miembros, la serenidad a nuestros nervios, el control a nuestras lenguas, la salud a nuestros cuerpos.

8 de julio

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga