Si tienes una espléndida figura, seguramente la amarás. Pero ¿será amor?