Soledad, silencio, pobreza, virginidad, no son ni tienen en sí mismo valor alguno

Soledad, silencio, pobreza, virginidad -conceptos tan condicionado y entrecruzados- no son ni tienen en sí mismo valor alguno; son vacíos y carecen de valor. Sólo un contenido les da sentido y valor: Dios.

25 de marzo

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga