Una sociedad sin Dios acaba convirtiéndose en una sociedad contra el hombre

Una sociedad sin Dios acaba convirtiéndose en una sociedad contra el hombre; y si emprendemos el viaje sin retorno hacia la región del vacío: antes de morir, ya estamos muertos.


26 de febrero

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga