Vence todos los imposibles, aceptándolos con paz

Contra todos los sueños de omnipotencia, fósiles de la infancia, encontrarás con tanta limitación todas sus latitudes. Saca energías de tus pozos interiores; y si algo puedes alterar, sé generoso y superas tus propias medidas y las del mundo. Pero, en la marcha de tu vida, no permitas que ninguna frontera absoluta te irrite o te deprima. Vence todos los imposibles, aceptándolos con paz. Ponte en las manos del Padre; y el árbol de la paz crecerá en tu huerto y cubrirá todo con la sombra de la paz.

3 de octubre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga