"Y Jesús crecía en sabiduría, y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres".

Lc 2, 52

Caminando con Jesús

Aprendiendo el arte de vivir

Dios Padre quiere que el ser humano sea feliz. Vivir es el arte de ser feliz y ser feliz significa superar progresivamente el sufrimiento y por este camino, conquistar la tranquilidad de la mente, la serenidad de los nervios y la paz en el corazón. 

La mente humana  es la fuente de todo bien y de todo mal: engendra temores, ansiedades, "enemigos", resentimientos, conflictos, megalomanías, afanes, narcisistas, obsesiones, en suma agonía mental.

El adolescente necesita aprender a dejar los imposibles, los hechos consumados y abandonarlos en las manos del Padre. Necesita aprender a mantenerse sereno ante las asperezas de las realidades que le rodean eliminando las fuentes del sufrimiento humano. Necesita aprender a vaciarse de la imagen ilusoria del yo desprendida de las cadenas del egoísmo.

Por esta vía del abandono, se conquista la verdadera libertad. Dios al darnos la libertad, quiere que nosotros, libremente, busquemos aquello que nos acerca a él, crecer como personas, ser mejores. Libre de ataduras, manteniéndose sereno, el Adolescente podrá optar por lo que mejor le convenga, asumir y mantenerse firme en las decisiones, actuando siempre con generosidad.

Vivir feliz con los "otros"

Vivir feliz con los otros en la diferencia y la diversidad. He ahí el reto en las relaciones interpersonales. Se trata de salir del egocentrismo y dirigir toda la corriente afectiva al "otro", sea este un familiar o pariente, un amigo, un compañero de trabajo, compañero de estudio, vecino. Esto es posible tomado de la mano de Jesús e imitando su estilo.

Si el Adolescente aprende a vivir feliz, hará feliz a los otros; si se respeta a sí mismo respetará a los otros; si se acepta a sí mismo aceptará a los otros; si se comprende a sí mismo, comprenderá a los demás. Hará felices a los demás en la medida en que sea feliz consigo mismo.

Caminando con Jesús

El taller "Caminando con Jesús" presenta la figura deslumbrante de Jesús como un compañero de viaje, que camina con el Adolescente y lo acompaña siempre como lo hizo con los Discípulos de Emaús.

El que busca camina. Caminar quiere decir, ir tras el Rostro del Padre, ir tras las huellas de Jesús que es la misma imagen del Padre.

En el taller el adolescente trata a Jesús como un amigo; conoce sus intenciones, su forma de pensar, sentir y actuar; se siente seducido por Él y quiere imitarlo y seguirlo. Quiere vivir feliz y en paz, servir y amar a los demás como Jesús.

El taller para Adolescentes

El taller consta de 8 reuniones con una duración de 1:30 minutos y la vivencia de un tiempo fuerte.

Especialmente para adolescentes en edades de 13 a 19 años.

Itinerario de las reuniones:

En la primera etapa (1 y 2 reunión) se viven los fundamentos de la vida evangélica: el Amor de Dios y la fe. Conocer a Dios como un Padre amoroso y dejarse amar por Él y conocer a María como nuestra Madre, educadora de nuestra fe, e imitar su modelo de vida.

En la segunda etapa (3 y 4 reunión) se viven las condiciones para el Encuentro con Dios: Silencio y Paz interior.

En la tercera etapa (5, 6, 7 y 8 reunión) se cultiva el trato de amistad con Jesús, conocer su estilo para orar, su corazón humilde y su forma de amar a los demás, intentar pisar sus pisadas, copiar sus rasgos.

Talleres de Oración y Vida es una asociación privada internacional de fieles reconocida por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, con personalidad jurídica según los cánones 298-311 y 321-329 del Código de Derecho Canónico.

  • RSS - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Google + - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Redes Sociales

TOVPIL | Costa Rica | 2020