Creer es «caminar en la presencia de Dios»

Creer es «caminar en la presencia de Dios» (Gn 17,1). La fe es, al mismo tiempo, un pacto y una actitud que agarra, envuelve y penetra todo cuanto es la persona humana: su confianza, su fidelidad, su asentimiento intelectual y su adhesión emocional. Compromete la historia entera de una persona: con sus criterios, actitudes, conducta general e inspiración vital.


11 de abril

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga