El salmista es un ser cautivado por Dios