top of page

El «yo» no existe. Es una ilusión imaginaria.

No estamos hablando del verdadero yo, que es la conciencia objetiva de mi propia identidad, sino de su falsificación. Por eso va entre comillas: «Yo». El «yo» no existe. Es una ilusión imaginaria. Es una imagen aureolada y falsificada del verdadero yo. El «yo» es una ficción que nos seduce y nos obliga a doblar las rodillas y extender los brazos para adherirnos a ella con todos los deseos. Es como quien se abraza a una sombra. No es esencia, sino pasión encendida por los deseos, temores y ansiedades. Es una mentira.

31 de julio

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo

Bình luận


bottom of page