La ternura y la confianza


Fue entonces cuando la ternura y la confianza levantaron un vuelo irresistible hasta transformarse en un enorme terebinto de amplísima copa que, con su sombra, fue cubriendo los impulsos vitales de este Muchacho normal y diferente. Sus arterias se tornaron en ríos caudalosos que se dirigían hasta adentro y centro del AMOR.

8 de octubre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga