Lo importante no es el conocimiento sino la fe

¿Entender? ¿Saber? Eso no es lo importante. Tampoco entendió María las palabras del Niño de doce años; sin embargo, tuvo, también allá, una reacción sublime. Lo importante no es el conocimiento sino la fe, y ciertamente la fe de María escaló aquí la montaña más alta.


11 de mayo

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga