Los barcos varados esperan la marea alta para hacerse a la mar

Los barcos varados esperan la marea alta para hacerse a la mar; pero nosotros, con nuestros apuros, no podemos anticipar las mareas.


2 de enero

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga