Mi Padre es mi Patria

Ustedes presumen conocerme, ¿verdad?, respondió Jesús. Se equivocan. No vengo del País del norte, ni del gran círculo de la luz, ni de las islas remotas. Vengo de una Patria profunda, alta y distante. Mi Padre es mi Patria.