Oh Dios, dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar

Oh Dios, dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar; la valentía para cambiar las cosas que puedo; y la sabiduría para discernir la diferencia entre ambas.