Adaptarse es un lento y progresivo crecimiento

Personas adaptadas es aquella que consigue ser ella misma en medio de individualidades diferentes, sin entrar en choque cuando los demás se esfuerzan por ser ellos mismo; en suma, adaptada es aquella persona que se desenvuelve armoniosamente en su medio ambiente. Adaptarse es un lento y progresivo crecimiento hacia una coherencia entre el sentir, pensar, hablar y actuar.


11 de setiembre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga