Basta de sufrir

Si el hombre acaba constituyéndose enemigo de cuanto rechaza, puede llegar a transformarse en un ser universalmente sombrío, suspicaz, temeroso y temible a la vez. Y puede entrar en un círculo vicioso: cuanto más le desagradan las cosas más las rechaza, y cuanto más las rechaza más le desagradan. Urge salir de este círculo de fuego. Basta de sufrir.

19 de julio

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga