top of page

Deja que las cosas sean y corran

No se sabe porque misteriosos resortes, el individuo establece una comunicación emocional, sea de simpatía o de repulsa, con tal o cual personaje, movimiento político o eventos deportivos. Y, al vaivén de las alternativas, ¡cuánta descarga emocional, cuánta energía quemada! Surgen nuevos líderes, otras instituciones. A la resistencia o adherencia a las nuevas situaciones corresponde euforia o depresión, según los altibajos. Y sigue girando la rueda de la historia mientras se consume nuestra existencia, y la vida sigue igual. ¿Puedes hacer algo para poner orden y mejoría en todo esto? Hazlo. De otra manera, ¡para qué resistirse? Deja que las cosas sean y corran.

3 de septiembre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page