Dejarse amar



Jesús salta al combate del espíritu después de experimentar el amor del Padre. En el crecimiento evolutivo de sus experiencias humanas y también divinas (Le 2,52), Jesús, siendo un joven de veinte o veinticinco años, fue experimentando progresivamente que Dios no es, sobre todo, el Inaccesible o el Innominado, aquel con quien había tratado desde ¡as rodillas de su Madre.

Poco a poco, Jesús, dejándose llevar por los impulsos de intimidad y ternura para con su Padre llegó a sentir progresivamente algo inconfundible: que Dios es como un Padre muy querido; que el Padre no es, primeramente, temor sino Amor; que no es, primeramente, justicia sino Misericordia; que el primer mandamiento no consiste en amar al Padre sino en dejarse amar por El.

La intimidad entre Jesús y el Padre fue avanzando mucho más lejos. Y cuando la confianza —de Jesús para con su Padre— perdió fronteras y controles, un día (no sé si era de noche) salió de la boca de Jesús la palabra de máxima emotividad e intimidad: ¡ Abbá, querido Papá!

Sube Conmigo

2. Jesús en la fraternidad de los doce.

#2018 #OraryVivir #Subeconmigo #Libros #PadreIgnacio #Fraternidad #Jesús #Padre

Talleres de Oración y Vida es una asociación privada internacional de fieles reconocida por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, con personalidad jurídica según los cánones 298-311 y 321-329 del Código de Derecho Canónico.

  • RSS - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Google + - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Redes Sociales

TOVPIL | Costa Rica | 2020