El apostolado excelso es perdonar las ofensas


El apostolado excelso es perdonar las ofensas, alegrarse en las tribulaciones, rezar por los perseguidores, tener paciencia en los vejámenes, devolver bien por mal, no perturbarse por las calumnias, no maldecir a los que maldicen; en suma, vivir lo que el Señor vivió en la Pasión y enseñó en la Montaña.

14 de octubre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga