top of page

La vida nace, brilla y se apaga.

La vida nace, brilla y se apaga. Está bien. El dolor físico es providencial porque delata la enfermedad. Está bien. Cuántas veces una sacudida fuerte en la propia historia sirvió para enmendar errores y emprender rumbos acertados. Todo está bien.


17 de agosto

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page