top of page

Las aguas purificadoras de tu misericordia


Derrama sobre mí, Dios mío, las aguas de todas las fuentes sagradas para que yo quede puro como criatura recién nacida. Vuelve a sumergirme incansablemente en las aguas purificadoras de tu misericordia, lávame una y otra vez, y verás como mi alma queda más blanca que la nieve de las montañas.

28 de octubre

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page