Las exigencias del Reino de Dios.



Les exigía dejarlo todo, renunciar a cuanto tenían, venderlo y distribuirlo entre los pobres; y esto no por consideraciones o exigencias ascéticas, sino por la independencia y autonomía que necesitaban, como requisito indispensable para estar disponibles para el servicio del Reino. Ignacio Larrañaga - El Pobre de Nazaret 

#2018 #ElPobredeNazaret #PadreIgnacioLarrañaga