Normalmente no existe rechazo ni acogida de mi persona, sino de partes de mi persona.