top of page

Son los solitarios

Pero hay otra historia más frecuente. Un individuo llega a un grupo comunitario. Pasan los años. A su derredor no ve más que mundos individuales y noches cerradas. Nuestro hombre se siente inseguro y, buscando seguridad, emprende el viaje a sus regiones interiores. Allí encuentra la paz; pero es la paz de los cementerios. Son los solitarios.

25 de agosto

El Sentido de la Vida – Padre Ignacio Larrañaga



Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page