VI Estación: Jesús es azotado y coronado de espinas